jueves, 5 de enero de 2017

Como sombrilla, mi ignorancia

Como sombrilla, mi ignorancia… 

Por Delia Rosa Bolaño Ipuana
 
Iniciamos un nuevo año, un año de cambios, de prosperidad, pero para el gobierno, porque lo que respecta a  los pobres y clase media, cada día debemos pagar más para  mantenerlos y para el pueblo cero pollitos…

La única esperanza que existe, es que estamos a tiempo de reflexionar, comprender que si elegimos a los senadores y representantes es para que sean ellos quienes defiendan nuestros intereses, pero no, ellos llegan se posesionan y buscan sus intereses, se olvidan del pueblo durante cuatro año y vuelve y juegan, regresan a pocos meses para volver a ser elegidos y al pueblo se nos olvida el daño que hacen y se siguen manteniendo en los mismos puestos, que está más que visto es apetecido por los mismos y cuando se les acaba el tiempo, montan a sus hijos y siguen las mismas líneas por los que el pueblo se mata se  friegan  ¿terrible, no?

Todas las leyes apuntan a favor de los mismos gobernantes, nada para el pueblo, estamos en un país donde se nace y muere debiendo a los que elegimos, pero lo terrible es que todo esto se piensa, se analiza y todo sigue igual ante la propia indiferencia, ¡terrible!

Aquí en la Guajira y en la Costa todo está siendo utilizado, las riquezas naturales  explotadas, gas, sal, carbón que  enriquecen a los gobernantes, sí, a esos que elegimos y a los que le pagamos hasta las pisadas.

Imagínense todos los proyectos para ser aprobados por la bien creada  Ley General de Regalías, deben llevar unos parámetros creados por aquellos que “saben más”, mi pregunta es: ¿qué sabrán? ¿Robar con estilo? Si no llena sus requisitos, pailas, como el caso de La Guajira y muchos departamentos costeros y por esto se le debe al Gobierno ¿qué tal?  Por no saber manejar y dirigir las riquezas  propias   han llevado al hueco y  a la miseria al pueblo. El Gobierno tiene una gran deuda con el pueblo y no quiere pagar, voltea la arepa y el pueblo termina  pagando la deuda que tienen con ella, muertos, desnutridos,  voceros falsos buscando sus propios intereses, en fin nada pega con nada, todo es más de lo mismo ¿hasta cuándo? Por ahora hay que pagar el 19% del iva, se volverá hacer filas para elegir en las próximas elecciones a los grandes protagonistas de la historia de Colombia, la famosa ley 100, que fue creada por Uribe pero que su sucesor no la cambia como ha cambiado la Constitución ¿qué tal? ¡Será porque también le conviene?

Se aproximan las elecciones, muchos saldrán a buscar mercados, otros los millones con la que seguirán desangrando al pueblo, pero la pregunta es ¿a quién elegimos? No se sabe, todos son ángeles cuando están en campaña, comen contigo en el piso, tu casa para ellos así sea de cartón es acogedora, llegado el momento de salir ganadores ni siquiera se vuelven a ver carros blindados, vidrios oscuros, guardaespaldas, no te conocen, pero bueno, son elegidos ¿será que somos masoquistas? estamos en Colombia, un país donde estamos los mismos, seguimos los mismos y seguiremos los mismos… mientras seguiré opinando, escribiendo, soñando, gústele a quien le guste, es mi posición como escritora, como colombiana,  analizo y pienso bajo en mi ignorancia o tal vez tome mi ignorancia como sombrilla…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sus comentarios y opiniones son muy importantes para nosotros.